Si no posees un historial crediticio positivo o registrado en el buró nacional, despreocúpate porque de igual forma puedes adquirir un préstamo sin necesidad de ello. En este artículo sabrás todo lo necesario en la materia para adquirir un préstamo sin tener que presentarle al ente financiero tu historial crediticio.

¿Qué es el historial crediticio?

Este es toda la información vinculada con el historial contenido entre préstamos, tarjetas de crédito y demás financiamientos personales. Dicho historial pone al descubierto todo tu comportamiento y cumplimiento financiero ante instituciones que te hayan provisto de fondos que a la postre estarías comprometido a reembolsar, es decir, tu

nivel de endeudamiento y el respectivo cumplimiento del mismo.

Esta información suele encontrarse contenida dentro de tu buró crediticio, disponible en la base de datos del país en lo que compete a materia financiera.

¿Dónde solicitar tu historial crediticio?

PRÉSTAMOS SIN HISTORIAL CREDITICIO

En la gran mayoría de los casos, estos tipos de préstamos han sido habilitados y provistos por instituciones no bancarias que ven una oportunidad de financiamiento para emprendedores emergentes como tú. De hecho, los mismos no requieren siquiera que debas acudir a una agencia a solicitarlo a modo presencial, de hecho puedes solicitarlo desde la comodidad de tu ordenador o móvil personal.

Debes saber que el historial crediticio no es un factor determinante para que te sea aprobado el crédito, dichos factores así lo son tales como tu situación laboral, domiciliaria, cantidad de ingresos y tu imagen en redes sociales. Es decir, que este tipo de financiamiento, al no obligarte a demostrar registro, buró o aval similar al respecto, te concederá los fondos de manera rápida.

Ventajas y desventajas de adquirir un préstamo sin buró

La ventaja principal de este tipo de préstamos como bien lo notarás, es que tu historial crediticio no sería verificado o siquiera solicitado. Ahora, también cuentas con la posibilidad que el cobro de tasas de interés, costos anuales totales y plazos de pago te sean flexibilizados y mayormente convenientes en la medida que vayas saldando la deuda adquirida con el ente financiero.

Por supuesto, la contrapartida de estas facilidades también tiene la misma matriz y que, al no disponer de un historial en que se pueda saber referencia alguna de cómo llevas los cumplimientos de pago, la misma institución financiera tomará nota de tu ritmo de pagos y estos sean cumplidos dentro de los plazos acordados. Básicamente, a falta de historial, te sacan una referencia al momento de cómo seas tú con las cuentas.

Es decir, que si no tienes cuidado solventando las deudas adquiridas, estas podrían generarte desde un incremento elevado (a modo de penitencia) de los pagos restantes mediante los porcentajes y tasas de interés, hasta una mala referencia a la hora de solicitar un nuevo préstamo. Por lo que, ¡estate atento con el pago de la deuda contraída!

Mitos sobre los historiales crediticios

PRÉSTAMOS SIN HISTORIAL CREDITICIO

Como muchas cosas de la vida, al no exigirte ciertas garantías o registros previos, en el adagio popular se han conformado una serie de concepciones sobre los historiales crediticios. A continuación, conocerás más de cerca esta serie de mitos y por supuesto la debida aclaratoria con los mismos, de manera que puedas disipar todas tus dudas de estas concepciones que muchas veces distan de ser realmente verídicas:

  1. Si recurres a este tipo de préstamos y te es concedido es porque eres mal pagador: Falso, tú adquieres un historial crediticio desde el mismo momento en que te fue aprobado un préstamo, da igual si eres o no buen pagador.
  2. Si no quieres que aparezca un historial crediticio a tu nombre, pues procura pagar todo en los lapsos acordados. Falso también, siguiendo el punto anterior, desde el mismo momento en que te involucras con un financiamiento en forma de crédito o préstamo, inmediatamente es originado tu historial crediticio. De hecho, si estás cumpliendo con los plazos acordados, dicho historial empieza con referencias positivas.
  3. Si cuentas con un historial crediticio negativo, este no podrá ser modificado. Si bien es un hecho irrefutable que tu historial registra todos los pagos atrasados que te hayan ocurrido, también es cierto que en el lapso mostrado es de hasta 5 años. Eso quiere decir que si dentro de ese lapso comienzas a pagar tus cuentas a tiempo, la balanza se inclinará del lado positivo de referencias.

Requisitos para solicitar un préstamo sin historial crediticio

Siguiendo las referencias dejadas en el artículo, los requisitos para que adquieras un préstamo donde no te demande historial crediticio alguno son:

  • Presentar tu documento de identidad vigente.
  • Un comprobante del domicilio donde residas en la actualidad.
  • Algo que pueda brindar razón al ente de tus ingresos mensuales.
  • Cualquier otro requerimiento adicional que así lo solicite la institución.

¿Por qué en México buena parte de la población financieramente activa tiene un historial crediticio negativo?

Múltiples pueden ser las razones de que exista un importante porcentaje demográfico de malos historiales crediticios, sin embargo, te mostraremos una estadística aproximada de las principales causas de este fenómeno.
35% de los deudores han adquirido un historial crediticio negativo debido a que no pagaron a tiempo sus cuentas de tarjetas de crédito y préstamos.

  • 29,4% presentaron un avalador que quedó mal después, es decir que no cumplieron con el pago y el avalador no pudo respaldar.
  • 17,6% quedaron en lista negra de los historiales crediticios por incumplimiento de pago de préstamos.
  • 11,8% no pagó cuando le correspondía su renta de móvil.
  • 6% consignaron una identidad falsa o duplicada, algo bastante reprobable que les certificó su pase al historial crediticio negativo.

Como puedes ver, los motivos principales de por qué una parte importante de los deudores mexicanos han caído en un historial crediticio negativo no solo es caer en mora por préstamo o tarjeta de crédito. Sino que los avaladores provistos para respaldo de la deuda tampoco cumplieron con su obligación e incluso con no pagar tu renta mensual del móvil o presentar documentación duplicada o falsa son motivos suficientes.

Si cuentas con un historial crediticio positivo y lleno de buenas referencias, serás un deudor confiable para los bancos, de lo contrario, ¡no te preocupes! En este último caso podrás recurrir a un préstamo sin historial crediticio de modo que te ahorres cualquier molestia o incomodidad por rechazo a tu solicitud si las referencias negativas lleguen a pesar a la institución que has recurrido.

Preguntas frecuentes

PRÉSTAMOS SIN HISTORIAL CREDITICIO

A continuación, una vez leída toda la información contenida en este artículo, te dejamos una sección de preguntas y respuestas habituales para solventar todas las posibles dudas más inmediatas que te hayan surgido en el proceso.

¿Cómo se maneja este tipo de préstamos?

Se manejan sin que requieras presentar historial alguno, esa es su mayor ventaja y hace que el proceso de solicitud sea realmente rápido y fluido. Sin embargo, no todo es “coser y cantar” como dice el viejo refrán.

Pues a falta de algún comprobante o historial verídico que demuestre tu trayectoria previa en materia de reembolsos financieros y pagos de deudas por préstamos o similares, el ente será muy minucioso con el seguimiento respectivo de tus pagos y de ahí sacará conclusiones de si eres o no un buen deudor.

¿Cuáles son los porcentajes que se cobran en un préstamo sin historial crediticio?

Siguiendo el hilo de la pregunta anterior, toma en cuenta que los cobros porcentuales de estos tipos de préstamos (tanto tasa de interés como CAT) fluctuarán de acuerdo a tu desempeño solventando el préstamo adquirido. Si estás cumpliendo a cabalidad con los plazos y montos acordados, estos podrían serte flexibilizados. En cambio, si es el caso contrario, los porcentajes podrían verse incrementados.