¿Qué es una tarjeta de crédito?

La esencia de una tarjeta de crédito es contar con cierta cantidad de dinero que te presta la institución bancaria o financiera para que puedas usar como quieras. Hoy en día es uno de los productos más utilizados a nivel internacional por sus facilidades y beneficios que brindan a la hora del consumo.

Ahora bien, realmente ¿Qué es una tarjeta de crédito? Una tarjeta de crédito es un plástico que cuenta con una cinta magnética en la que se dispone del número de la misma, el nombre completo del titula, fecha de nacimiento y otros datos como el CVV o Código valor de verificación. Este va colocado en la parte trasera (en algunos casos está al frente de la tarjeta) y sirve para operaciones en específicas como compras por Internet.

tarjetas de crédito

Entonces, concretamente, una tarjeta de crédito permite a sus usuarios adquirir todo tipo de productos o servicios sin la necesidad de pagar con dinero en efectivo, transferencias bancarias, cheques o depósitos. Además, con dicho plástico podemos decidir el plazo o cantidad de cuotas en las que podemos abonar el pago. Cabe señalar que esta función varía según la entidad bancaria y el país donde se emitió la tarjeta.

En algunos casos, se cobra una cierta cantidad monetaria por realizar algún tipo de operación, también se pueden generar intereses si no es abonada en el periodo que el usuario tiene para ello. El comienzo de este producto financiero se remonta a 1950 cuando Diner’s Club emitió la primera tarjeta de crédito que podía ser utilizada en la mayoría de los comercios. Aunque la idea apareció en Estados Unidos unos años antes, precisamente en 1920. En aquel entonces las empresas solían acreditar los sueldos en tarjetas de uso interno para que los empleados pudieran operar con ellas dentro de la compañía.

GUÍA DEL ARTÍCULO

    Tipos de tarjetas de crédito

    Existen un abanico de opciones al momento de solicitar una tarjeta de crédito. Algunas se caracterizan por tener un limite de crédito más amplio, mientras que otras son mucho más simples. Si bien el concepto de todas es el mismo, algunas se diferencias por los siguientes aspectos:

    • Tarjeta de crédito clásica

    Son la más sencillas. Pueden ser Visa, American Express, Diners o Mastercard. Su crédito varía de acuerdo al historial crediticio de cada cliente. Mientras mejor este sea, el cliente accederá a un monto más elevado. Con este tipo de plástico el dinero se paga pasado un mes una vez que el ciclo de la tarjeta cierra y comienza uno nuevo. Si no se abona comienzan a correr los intereses. También se puede sobre girar, pero esto representa un mayor gasto y puede dañar el perfil crediticio para tramitar futuras tarjetas.

    • Tarjetas de oro y platino

    En general son iguales que las clásicas. La diferencia principal se basa en que el límite de crédito suele ser mucho más alto, por ello su nombre. Además, suelen contar con beneficios exclusivos. Por lo general, este tipo de tarjetas de crédito son brindadas a los clientes VIP, es decir, aquellos que suelen gastar cantidades elevadas de dinero y las utilizan constantemente.

    tarjetas crédito

    • Tarjetas de crédito virtuales

    Su concepto es un tanto diferente al de las tarjetas tradiciones. Funcionan con una carga de dinero del cual luego podrá ser utilizado para comprar productos o pagar servicios. Si bien estas pueden contar con el respaldo de Visa o Mastercard, más que nada suelen ser utilizadas para realizar compras por la web. En algunos casos no se cuenta con un plástico que respalde el producto en sí. Depende de lo que el usuario disponga para su posterior uso.

    • Tarjetas de puntos

    Por lo general sirven, como su nombre lo indica, para acumular puntos por ciertas transacciones. La idea es brindarle al cliente un producto financiero que le permita acceder a todo tipo de beneficios adicionales como ahorro en gasolina, descuentos en comercios y viajes.

    • Tarjetas revolving

    La particularidad de este tipo de tarjeta de crédito yace en que los pagos se aplazan de manera automática. De esta manera, el usuario pagará una cierta cantidad de dinero al mes, en vez de tener que saldar el monto total una vez cerrada la fecha de facturación o liquidación. Su principal desventaja es que los intereses suelen ser muy elevados.

    • Comerciales y de empresas

    Las primeras son emitidas por tiendas departamentales, como por Walmart o comercios similares. Su funcionamiento depende de las pautas que indique cada establecimiento. Por lo general, solo pueden ser utilizados en lugares específicos o exclusivamente en la tienda donde se tramitó. Así como las clásicas, suelen tener un límite de crédito. Por su parte, las de empresas son aquellas tarjetas que están destinadas a pagar únicamente gastos propios de la compañía como por ejemplo viajes o algo que la empresa pueda cubrir.

    ¿Cuáles son los beneficios de una tarjeta de crédito?

    Te permite utilizar cierta cantidad de dinero que actualmente no dispones. Además, si se trata de un producto muy costoso puedes elegir el plazo en el que consideras puedes abonarlo. Esto permite que puedas pagar cosas que están fuera de tu alcance en cuanto a dinero en efectivo se trata.

    beneficios de una tarjeta de crédito

    Además te sirve para realizar pagos en comercios adheridos, todo tipo de tiendas, hospitales, farmacias, jugueterías, etc. Incluso, te permite realizar cualquier compra online o telefónica. Otro de sus beneficios es que puedes extraer dinero de un cajero automático y pagar tus servicios como luz, gas, cable, celular, entre otros.

    ¿Cómo puedo obtener una tarjeta de crédito?

    Es muy sencillo. Tienes 3 formas para hacerlo. Una es acercándote de manera personal con la documentación correspondiente (comprobante de ingresos, de domicilio y tu identificación oficial) a una sucursal de cualquier banco. La otra es desde la web. Desde allí puedes cargar tus datos para que en un par de semanas recibas el plástico y también puedes contactarte telefónicamente con la institución bancaria. La opción digital es quizás la más utilizada en estos tiempos, además es muy simple y puedes ver qué tipo de tarjeta se adapta a tus necesidades financieras.

    ¿Cómo se cuál es el límite de mi tarjeta de crédito?

    En realidad, al momento de realizar la solicitud se te indica el límite de crédito con el que podrás contar una vez que dispongas de ella. Concretamente, este se encuentra delimitado por tus ingresos mensuales e historial crediticio. Por lo general, si eres un buen pagador podrás acceder a limites de crédito elevados.

    ¿Cómo hago para aumentar el límite de crédito de mi tarjeta de crédito?

    Como ya te mencionamos, debido a que esto depende de si pagas en tiempo y forma tus servicios, prestamos, créditos, etc., lo mismo ocurre para que tu límite sea aumentado. Es decir, que si el banco ve que tu historial de crédito es correcto y tu nivel de ingresos es elevado en poco tiempo podrás acceder a un aumento de tu capacidad financiera con tu tarjeta de crédito.

    ¿En qué tipo de comercios puede utilizar mi tarjeta de crédito?

    Si por ejemplo tu tarjeta es Visa y te diriges a un negocio que en su puerta tiene una calcomanía de dicha empresa, eso ya da por sentado que allí puedes utilizarla. Lo mismo ocurre para quienes posea un plástico Mastercard o American Express. Por lo general, actualmente, se puede pagar en casi todos los comercios con una tarjeta de crédito sea de la entidad que sea.

    ¿Puedo utilizar mi tarjeta de crédito en el extranjero?

    Similar a la pregunta anterior, hoy en día, puedes hacer uso de tu tarjeta de crédito en cualquier país. Claro que esto podría variar dependiendo de tu entidad bancaria o financiera. Pero en casi todos los casos puedes utilizarla. Ten en cuenta que antes de realizar un viaje debes averiguar cuánta cantidad de crédito dispones para utilizar en moneda extranjera.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir