Qué pasa si no cancelo mi tarjeta de nómina Santander? Preguntas frecuentes

Puede que te haya ocurrido en alguna ocasión que dejaste en el olvido tu cuenta nómina Santander porque cambiaste de trabajo. Bien, de haber sido así, es probable que te estés preguntando cómo hacer para seguir utilizándola. Son muchas las preguntas que surgen al respecto: ¿Qué pasa si no cancelo mi tarjeta de nómina Santander? ¿Debo pagar alguna comisión extra por su uso? ¿Tendré algún problema si no cancelo la tarjeta de esta cuenta?

También puede que te preguntes si las comisiones son más elevadas que el de una cuenta personal. Recuerda que una cuenta nómina es amparada por la empresa en la que trabajas. Como allí recibes tu quincena, no se cobran comisiones por la falta de uso. Lo que suele ocurrir es que en muchos casos las personas conocen poco sobre esto. Así que, en este artículo resolveremos todas las dudas que tengas al respecto.

GUÍA DEL ARTÍCULO

    ¿Qué pasa si dejo de usar mi tarjeta de nómina Santander?

    ¿Qué pasa si dejo de usar mi tarjeta de nómina Santander

    Puede que la pregunta más recurrente sobre este tema bancario sea si te trae consecuencias negativas el dejar de usar tu tarjeta de nómina Santander. Concretamente, no tendrás problemas si dejas de usarla. Es más, tampoco se te cobrará algún tipo de comisión por esto.

    Lo bueno de las cuentas nóminas de esta entidad bancaria es que puedes dejar tu dinero sin ningún tipo de movimientos y este seguirá sin ningún tipo de modificaciones. Este es uno de los motivos por los que te recomendamos que no cancelas la tarjeta. No importa sino la quieres usar por un tiempo, pero si la conservas verás sus beneficios.

    ¿Tiene algún tipo de comisiones no usar mi tarjeta de nómina Santander?

    No. Puedes dejar inactiva tu tarjeta por meses y no se te cobrará ninguna comisión. Sin embargo, es importante que la uses para evitar que te sea cancelada por falta de uso. Si Santander nota una falta de movimientos por un largo período, puede que proceda a dar de baja tu tarjeta de nómina. Además, ten en cuenta que si pierdes la cuenta por no usarla tendrás que sacar una personal y esta sí tiene un costo por el mantenimiento.

    Si ya uno uso la tarjeta de nómina Santander, ¿puedo seguir recibiendo dinero en ella?

    Sin ningún problema. Es más, puede seguir siendo tu cuenta principal. No es necesario que la canceles si cambias de trabajo. Por el contrario, lo preferible es seguir utilizándola. Y sin ningún inconveniente puedes seguir recibiendo depósitos y transferencias de dinero en ella.

    No importa el tipo de transacción que realices, puesto que, continúa funcionando como cuenta para el pago de servicios y también para la compra con tarjeta en cualquier local comercial o pago de impuestos.

    ¿Qué es un saldo negativo?

    Como ya te indicamos, con la tarjeta de nómina Santander puedes mantener dinero sin generar comisiones. Sin embargo, esto no ocurre en todos los bancos. Algunas sí las cobran y estas terminan generando un saldo negativo.

    Es importante conocer los aspectos de cada tarjeta nómina antes de contratarla ya sea que esta se te haya sido asignado por la empresa donde trabajaste. En cualquier caso, siempre puedes optar por la portabilidad de nómina, así evitas cualquier costo extra por la falta de uso o inactividad.

    Si bien con Santander puedes mantener tu tarjeta de nómina porque no cobra comisiones, en caso de que la tengas con otro banco, lo recomendable es cancelarla para no pagar elevadas comisiones. Esta se podría convertir en una cuenta de depósitos y terminar siendo más costosa que una personal.

    Cómo cancelar una tarjeta de nómina

    cancelar tarjeta nomina

    Antes de proseguir con la cancelación de una tarjeta o cuenta de nómina es importante que estés al tanto del estado en el que se encuentra, ya que, podrías tener adeudos. Para cancelar este tipo de tarjeta no debes contar con algún producto propio de ella, ya sea algún préstamo. En caso de tener alguno no se podrá procesar con la cancelación.

    Por este motivo, primero debe proceder a cancelar o liquidar cualquiera sea el producto que se tenga con la tarjeta de nómina. Hecho esto ya podrás proseguir. Del mismo modo, no debes contar con saldo a tu favor. Es necesario que lo retires del todo. Esto lo puedes realizar desde un cajero automático o ventanilla del banco. Esta última opción es utilizada para el retiro de centavos, ya que, la cuenta debe quedar en cero. Además de esto, para cancelar una tarjeta de nómina deberás:

    • Asistir a una sucursal: la cancelación de esta debe ser realizada desde el banco. Allí te pedirán que presentes tu identificación oficial vigente. En algunos casos puede que te sea solicitado un documento que certifique tu actual domicilio. Esto es necesario para corroborar que eres el titular de la tarjeta nómina.
    • Indica los motivos: es necesario que expliques el por qué vas a proceder a cancelar la cuenta. Para ello, el asesor del banco te solicitará que llenes una solicitud. Incluso, es probable que debas presentar una nota por escrito explicando la cancelación. Ambos documentos deben estar firmados.

    Aspectos a considerar

    Algo que debes tener en cuenta es que si llevas tiempo con una tarjeta y cuenta de nómina puede que lo mejor sea mantenerla. El motivo es porque con esta ya tienes un historial de ingresos y esto te puede beneficiar en el futuro si decides, por ejemplo, solicitar un crédito o préstamo.

    Por otra parte, en caso de que hayas cambiado de banco por un trabajo nuevo o debido a que la empresa donde te encuentras pasó su nómina a otro banco puedes realizar la portabilidad de nómina. Esta opción te permite migrar a otra entidad bancaria. Además, es totalmente gratuito.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir